Trump en la mira

Estrategia dice…
Por: Alejandra Marcos
Santiago Fernández

Esta semana nuevamente aumentó la aversión al riesgo y la volatilidad de los mercados, luego que salieron a la luz las investigaciones entre Trump y Comney. En México, el Banco Central decidió aumentar sorpresivamente la tasa de referencia en 0.25 puntos base, originando que nuestra moneda se apreciara hacia niveles de $18.70. La reacción en los mercados ha sido de baja generalizada en las bolsas de valores y depreciación constante del dólar.  

Esta semana el tema principal que generó volatilidad e incertidumbre en los mercados, así como una tendencia negativa en los mismos, fue un reporte que salió a la luz pública donde señalaba que el presidente Donald Trump pidió al entonces director del FBI James Comney, que dejara “de lado” la investigación sobre el ex asesor nacional Michael Flynn. Esto podría ser interpretado como una obstrucción de la justica (ofensa que puede desembocar en su destitución), por lo que el Comité de Supervisión de la Cámara de Representantes ha solicitado informes de la comunicación sostenida en esos momentos entre Trump y Comney. No hay un memorándum que especifique la orden del presidente hacia el director del FBI, sin embargo Comney ya entregó una minuta donde informaba sobre la inconformidad del asunto.

Estas investigaciones tardarán varios días, y es probable que nuevamente vivamos ante una ola de incertidumbre y volatilidad, aunque para hoy viernes el ánimo de los inversionistas mejoró significativamente. Es importante tener en cuenta que la acción de Trump sólo puede ser considerada como obstrucción de justicia si se comprueba que la intención de Trump era influir en las investigaciones del FBI. Sin una evidencia contundente, el proceso de impeachment aún es muy poco probable y los Republicanos en la Cámara no apoyarán ningún juicio de destitución sin que antes sean comprobables los actos indebidos del Presidente.

Esto se apareja con los niveles bajísimos de aceptación del presidente Trump, donde semana tras semana no hace más que caer. Ello, junto con las pocas acciones que ha logrado los pasados 100 días de su gobierno, han originado un descontento generalizado en la población de Estados Unidos.

La reacción inicial de los mercados ha sido una mayor aversión al resigo. De hecho, luego que el VIX tocara mínimos históricos de los últimos 23 años la semana pasada, ha repuntado con fuerza en estos últimos días. Además, el dólar se ha depreciado contra la mayoría de las monedas porque la caída de los mercados accionarios podría minar la confianza de empresarios y consumidores, impactando negativamente a la economía norteamericana y obligando a la FED a replantear su estrategia de política monetaria. Si bien es cierto que el dólar se ha depreciado en todo el año el 4.8%, en la última semana se ha acelerado el movimiento de baja.

Además los mercados tuvieron una semana con rendimientos negativos, particularmente las bolsas de valores de Estados Unidos porque si la investigación continúa su curso, se vuelve más relevante, más aún si existe la confirmación por escrito sobre las instrucciones de Trump hacia Comney.
Por lo tanto, se ponen en duda las posibilidades de que se concreten las reformas, particularmente la fiscal que ha sido el motor en la tendencia de alza en los mercados accionarios en los últimos meses. Los inversionistas sin duda están nerviosos, hay posibilidades que la incertidumbre se prolongue un tiempo más que pudiera originar una corrección mayor en los mercados. Es así que el oro y en general todos los activos que se consideran como “safe heavens” se han apreciado en los últimos días.

Adicionalmente, esta semana el representante de comercio estadounidense, Robert Lighthizer, notificó formalmente al congreso sobre el inicio de las negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). Dentro de 90 días comenzarán las reuniones entre los representantes de los países miembro para cubrir temas que incluyen las normas de origen, la revisión de procesos legales para apelaciones del Estado en contra de empresas extranjeras y posibles tratos preferenciales a empresas sobre contratos públicos. En reuniones con congresistas, Lighthizer resaltó la importancia de también incluir el tema de manipulación de divisas, para evitar que éstas afecten las relaciones económicas en la región.

Además, en Europa se publicaron las minutas de la última reunión del BCE en la que se acordó postergar cualquier decisión de política monetaria hasta la próxima reunión del 8 de Junio. Esto debido a posturas encontradas entre oficiales del BCE con respecto al impacto y los riesgos que podría traer la normalización de la política monetaria en el crecimiento de la región. Afirmaron que en Junio existirán datos económicos suficientes para evaluar estos riesgos y tomar una mejor decisión.

Al margen de el enrarecimiento del entorno político, en la semana se publicó el dato de producción industrial en Estados Unidos, siendo mejor a lo esperado y confirma la tendencia de alza de los últimos meses. Luego de varios años que el sector industrial en Estados Unidos se encontrara en terreno de contracción, llevamos 5 meses en pleno crecimiento. Esto acaba siendo una buena noticia para Estados Unidos, y particularmente para México, porque el sector manufacturero se beneficia especialmente del crecimiento en el sector industrial de nuestro vecino. De hecho, si observamos de cerca el componente industrial de manufactura en México ha sido impulsado y ha crecido a la par del sector industrial en Estados Unidos, sin embargo, otros componentes como minería  ontrarrestan por completo el buen desempeño de la producción industrial, por la caída en petróleo.

Adicionalmente, de manera sorpresiva, Banxico decidió elevar la tasa de referencia en 25pb a 6.75%, contrario a lo esperado por el mercado.
Argumentó que esta alza se debe principalmente a la trayectoria de alza de la inflación general, que se ha mantenido durante 10 meses consecutivos. La Junta de Gobierno consideró que el principal reto que sigue enfrentando es el de mantener ancladas las expectativas de inflación a mediano y corto plazo. Con la noticia, nuestra moneda se apreció de $19.21 a $18.69 al cierre de hoy.

Es así que dado el entorno, recomendamos mantener la mitad de las posiciones que se quieran tener en renta variable. A pesar de las valuaciones elevadas en Estados Unidos, consideramos que hay una buena probabilidad de que continúe la tendencia de alza, más a la luz de buenos resultados en Estados Unidos; y en menor medida, pero también en México. Para la parte de efectivo, seguimos recomendando entrar y salir del dólar trac dada la volatilidad de los mercados, de tal manera que se hagan eficientes los costos. Los niveles que nos gustan de entrada son sobre los $18.70 y menores, para deshacer posiciones arriba de los $19.00 pesos. Estos movimientos deberían de ser especulativos y de corto plazo con la finalidad de mejorar los rendimientos de los portafolios sin caer en un riesgo exagerado. Y para la parte de renta fija, seguimos recomendando permanecer invertidos en la parte más corta de la curva para no correr riesgos de largo plazo innecesarios en estos momentos.

 

Facebook Comments

Post a comment