Elecciones en RU y reunión del BCE, el foco de la semana

Esta semana, la atención de los inversionistas estuvo centrada en varios eventos que ocurrieron el jueves: se llevaron a cabo las elecciones en Reino Unido, donde se determinó la conformación del parlamento británico; se reunió el Banco Central Europeo, donde decidieron dejar la tasa sin cambios; y por último, tuvo lugar la comparecencia de Comey ante el senado. Los resultados de estos eventos fueron menos disruptivos de lo que esperaban los inversionistas: el peso continuó su trayectoria de apreciación y las bolsas de valores del mundo apenas y mostraron movimientos relevantes en la semana.

Por: Alejandra Marcos y Santiago Fernández

Elecciones en RU y reunión del BCE, el foco de la semana. Para la siguiente: reunión del FED
Esta semana, la atención de los inversionistas estuvo centrada en varios eventos que ocurrieron el jueves. Por un lado, se llevaron a cabo las elecciones en Reino Unido, donde se determinó la conformación del parlamento británico. Por el otro, se reunió el Banco Central Europeo, donde decidieron dejar la tasa sin cambios. Y por último, tuvo lugar la comparecencia de Comey ante el senado. Los resultados de estos eventos fueron menos disruptivos de lo que esperaban los inversionistas: el peso continuó su trayectoria de apreciación y las bolsas de valores del mundo apenas y mostraron movimientos relevantes en la semana.

Para empezar, los resultados de las elecciones en Reino Unido, donde el partido Conservador de Theresa May perdió la mayoría en la cámara, hicieron que la libra se debilitara un 2.25% frente al dólar el viernes. Derivado de los resultados, los Conservadores tendrán que formar una coalición con el Partido Unionista de Irlanda que obtuvo 10 asientos. Ello implica que habrá mayor incertidumbre de cara a las negociaciones del Brexit, que se espera que comiencen en 10 días. Sin embargo, Theresa May se mantendrá el frente como primer ministro, a pesar de que perdió la mayoría de la cámara. Las elecciones eran particularmente relevantes, porque se esperaba que el Partido Conservador no solamente ganara la mayoría sino que además fortalecería su presencia en el parlamento para salir avante con las negociaciones del Brexit, que de manera oficial deberán de concluir el siguiente año. Con este resultado, es posible que la libra continúe debilitándose contra otras monedas fuertes, al menos hasta que den comienzo las negociaciones y podamos ver qué tan favorable puede ser para el Reino Unido el acuerdo con la UE.

En segundo lugar, el jueves se reunió el Banco Central Europeo, donde decidieron mantener las tasas de referencia y el programa de compra de activos sin cambios. Destacaron que las tasas de interés se mantendrán en los niveles actuales por un tiempo más y eliminaron la posibilidad de recortarlas en el futuro. A diferencia de comunicados anteriores, el balance de riesgos para el crecimiento económico dejó de ser a la baja y se consideró balanceado. Con el anuncio de política monetaria y más aún con el comunicado, notamos un tono más moderado de baja de tasas (dovish).
Adicionalmente, revisaron el crecimiento económico al alza donde sitúan sus pronósticos de 1.9% para el 2017, y 1.8% para el 2018; pero ajustaron a la baja los estimados de inflación.

En cuanto a la comparecencia de Comey frente al senado, el ex director del FBI mantuvo su postura de que el presidente le había pedido dejar a un lado las investigaciones de Flynn por sus relaciones con Rusia. Luego de la comparecencia, las investigaciones a miembros del gabinete de Trump seguirán, aunque vemos muy poco probable un proceso de destitución contra el Presidente. Probablemente lo más relevante fue que Comey afirmó que Rusia intentó interferir en las elecciones presidenciales, pero que no tuvo éxito.

Un foco de atención que surgió a principios de semana fue el problema en el Golfo Pérsico. Arabia Saudita, Bahrein, los Emiratos Árabes Unidos y Egipto decidieron cerrar sus fronteras a Qatar, alegando que el país estaba involucrado en el apoyo a grupos terroristas. Y su cada vez más estrecha relación con Irán es mal vista por los países aliados a EEUU en la región. El conflicto responde también en gran medida a luchas de poder locales, que han confrontado a las familias reales de Qatar y Arabia Saudita. Los mercados reaccionaron inicialmente con preocupación ante el conflicto, pues se temía por la inestabilidad de la región: el petróleo se encareció de manera importante en las primeras horas del lunes, antes de retomar su tendencia bajista cuando se reconoció que el conflicto no podría tener un impacto relevante.
Para la siguiente semana, lo más relevante será la reunión de la Reserva Federal en Estados Unidos, que tomará decisiones respecto a política monetaria. El alza de tasas en 25pb para el 14 de Junio es casi un hecho, a pesar de los datos económicos recientes (generación de empleo menor a la estimada, perdida de momentum en la actividad económica, lento crecimiento de salarios). En su reunión de marzo la FED dejó muy en claro su intención de continuar la normalización de política monetaria para Junio.

Y tendremos que estar muy atentos también al discurso de Janet Yellen para saber cuál es su mensaje el mensaje respecto al alza programada para septiembre. Otros bancos centrales como el de Inglaterra y Japón también se reunirán. Aunque de ellos no se esperan cambios en sus planes de política monetaria, podríamos comenzar a observar discusiones respecto a planes futuros para el retiro de estímulos.

Con esto en mente, seguimos pensando que hay que mantener la mitad de las posiciones que se quieran tener en renta variable. Nos sigue gustando la perspectiva de Europa, porque en términos de precio y valuación hay varias bolsas que se encuentran rezagadas. Pensamos que el euro pudiera tener una ligera toma de utilidades hacia los niveles de 1.05 o 1.06 euros por dólar. Aunque recientemente se ha cuestionado la fortaleza de Estados Unidos y del dólar, pensamos que una vez disipadas las dudas, habremos de observar un euro más debilitado y acorde con la economía de la Zona Euro y la política monetaria del BCE. Por ello, recomendamos el ETF de HEDJ que tiene exposición a acciones de la Eurozona pero que neutraliza las variaciones de tipo de cambio del euro contra el dólar. Adicionalmente pensamos que el peso pudiera continuar su reciente apreciación y llegar a los $18 pesos por dólar e inclusive romper la barrera de los $18, en las siguientes semanas porque con los datos de inflación publicados esta semana, estamos estimando una nueva alza de Banxico en su próxima reunión a celebrarse el 22 de junio.

 

Facebook Comments

Post a comment