Elecciones en Francia: “Too close to call”

Estrategia dice…  Alejandra Marcos

Esta semana los inversionistas estuvieron atentos a las elecciones en Francia el 23 de abril. Las encuestas muestran una contienda muy cerrada y los mercados reaccionarán muy temprano el lunes, cuando se conozcan los resultados de la primera vuelta. Además, en la semana se publicaron diversos datos económicos que muestran que el mundo sigue creciendo más aceleradamente de lo inicialmente previsto. La temporada de reportes del 1T17 ha comenzado tanto en México como en EU, así que es probable que se abran oportunidades de inversión la siguiente semana.

Esta semana, los mercados y los inversionistas han estado particularmente atentos por las elecciones de la primera vuelta en Francia. Las encuestas, al día de hoy, muestran una preferencia por Emmanuel Macron, cuyo triunfo aliviaría las inquietudes de los mercados por su ideología pro-mercados. De acuerdo con las encuestas, le sigue Marine Le Pen, quien ha sido comparada con las ideologías nacionalistas y proteccionistas de Trump, porque está en contra del Euro y de pertenecer a la Unión Europea, y está a favor de los trabajadores franceses.

La intención de voto a favor de Le Pen es de 22.4%. Con ello, la segunda vuelta estaría conformada por Macron y Le Pen. Sin embargo, dado lo certero de las encuestas en los últimos eventos, tanto en el Brexit como en las elecciones presidenciales en Estados Unidos, la moneda está al aire y todo puede pasar. Más aun tomando en cuenta que dentro de las preferencias electorales también ha sobresalido, en las últimas semanas, Jean-Luc Mélenchon, un candidato de Francia Insumisa que ha sido nombrado como el Chávez Francés, y cuya ideología es muy radical y similar a la de Le Pen.

En este caso, la mala noticia para el mercado sería que pasara a la segunda vuelta Le Pen y Mélenchon, por lo que la salida de Francia de la Unión Europea sería más posible. Los otros candidatos de las elecciones en Francia son Françoise Fillon, con una intención de voto de 19.6%, y Benoît Hamon, con una intención de 7.9%. Es así que, dados los pronósticos de las encuestas, las elecciones en Francia son demasiado cerradas como para decir, con seguridad, qué candidato será el ganador. Los primeros resultados se darán a conocer el domingo a la 1:00 pm, tiempo de México. Con esto en mente, si a la segunda vuelta pasara Macron y Le Pen, pudiéramos ver un rally en los mercados europeos, ya que se aminorará el riesgo político.

En tanto, esta semana, se publicaron varios datos económicos que muestran que el mundo sigue creciendo más aceleradamente de lo inicialmente estimado. Para empezar, el FMI publicó sus estimaciones económicas del 2017 y 2018, siendo muy relevantes porque pronostica el crecimiento de todas las economías del mundo, tanto las desarrolladas como las emergentes, y es un buen termómetro de lo que se espera para el crecimiento mundial. Revisaron al alza el crecimiento económico del mundo de 3.4% a 3.5% para el 2017, mientras que los estimados del 2018 se mantuvieron sin cambios. Tanto a México como a Estados Unidos los mantuvieron con las mismas proyecciones, mientas que a los emergentes les aumentaron ligeramente las estimaciones, particularmente en China. Y vale la pena resaltar que, esta semana también se publicó el PIB de China para el 1T17 siendo de 6.9%, mejor a las estimaciones y al objetivo del gobierno, lo que indica que, de momento, se ha diluido la posibilidad de un aterrizaje forzoso. Además se publicaron los indicadores de actividad económica adelantados del mes de abril, todos mostrando crecimientos, pero particularmente en la zona Euro.

Adicionalmente, esta semana se dieron a conocer varios reportes de resultados del 1T17 en Estados Unidos. Se espera que las utilidades del 1T17 aumenten 10.4%. A la fecha, los reportes han sido positivos y arriba de expectativas, particularmente del sector financiero. El crecimiento tan importante para la temporada del primer trimestre obedece a un crecimiento de casi 600% para el sector energético, dada la recuperación y estabilidad en los precios del petróleo, y de los comparativos muy fáciles de superar. Este crecimiento en utilidades resultará en múltiplos de valuación más baratos, sin embargo, y a pesar de todos los riesgos existentes en los mercados: geopolíticos, políticos, económicos, etc. las bolsas de valores se encuentran cerca o en máximos históricos, aunque en las últimas semanas se han movido con cierta lateralidad.

Nos parece que, de momento, estas valuaciones lucen adelantadas, pese a la expectativa de mayor crecimiento en utilidades. Esto, porque todavía está pendiente la aprobación de la reforma fiscal en Estados Unidos, y los mercados han incorporado en buena medida un recorte en las tasas impositivas, de tal manera que se detone el crecimiento en Estados Unidos. Nosotros creemos que, dadas las circunstancias, hay una buena posibilidad de que la reforma acabe por desilusionar a los inversionistas y los mercados corrijan una buena parte de las ganancias. La realidad es que cada vez se ve, con menos certeza, que una reforma fiscal se vaya a aprobar en este año.

Con esto en mente, y ante el entorno actual, reiteramos nuestra estrategia de mantener la mitad de las posiciones que se quieran tener en renta variable, en empresas con buenos fundamentales en México. La próxima semana se publicarán los resultados del 1T17 en México y consideramos que vale la pena aumentar posiciones antes de los reportes de Lala y Alpek de manera direccional, y de manera especulativa pudiéramos ver una reacción positiva por los resultados de AMX. Para Cemex, si el reporte realmente desilusionara al mercado y el precio de la acción corrigiera aún más que los niveles actuales, consideramos que debajo de los $16.00 pesos es una oportunidad de entrada para inversionistas patrimoniales.

En Estados Unidos, nos sigue gustando el sector financiero y, asumiendo un mayor riesgo, el energético. También nos parece que es prudente comenzar a ver el ETF del sector financiero en Europa, el EUFN. Para la parte de renta fija, creemos que es prudente mantenerse invertidos en la parte más corta de la curva, dado que el diferencial de tasa entre los bonos a un año y los de 10 es medio punto porcentual, por lo que creemos innecesario correr riesgos de largo plazo. Además, debemos mantener una parte en efectivo para aprovechar las oportunidades que se presenten en las próximas semanas.

Facebook Comments

Post a comment