Banxico mantiene tasa en 7%

La Junta de Gobierno del Banco de México decidió por unanimidad mantener en 7% el objetivo para la Tasa de Interés Interbancaria a un día, en línea con las expectativas de los analistas. La decisión confirma la pausa en términos de política monetaria restrictiva que evidenció el organismo en las minutas de su última reunión.

Banco de México informó que no hay cambios en su balance de riesgos para la inflación con respecto al comunicado anterior, a pesar de que el último registro del Índice de Precios al Consumidor mostró una aceleración, ubicando la inflación general en 6.44% anual y la subyacente en 4.94% en julio.

La Junta consideró que el crecimiento de la inflación ha comenzado a desacelerarse y que incluso se presentan cambios de tendencia en los energéticos y las mercancías no alimenticias, originalmente afectadas por los choques iniciales. Espera que la inflación continúe por encima de 6% en los próximos meses, pero afirmó que la tendencia al alza está llegando a su techo y prevé que en los últimos meses del año la inflación general retome su tendencia a la baja.

En su comunicado, Banxico aseguró que la estrategia monetaria ha sido oportuna y se han tomado las decisiones necesarias para contribuir a los ajustes de los precios. Considerando que los ajustes de política monetaria tienen un efecto rezagado sobre la inflación general, las acciones de política monetaria ya están teniendo un efecto sobre la trayectoria de los precios. Además de que no se esperan presiones por parte de la demanda sobre la inflación.

Destacó la significativa apreciación de la moneda nacional frente al dólar, siendo éste uno de los canales más importantes de transmisión de la política monetaria. Y confirmó que la postura monetaria actual es congruente con la convergencia de la inflación general hacia la meta de 3% hacia finales de 2018.

Hacia adelante, Banxico seguirá muy de cerca la evolución de todos los determinantes de la inflación y sus expectativas a mediano y largo plazo, en especial el traspaso potencial de las variaciones del tipo de cambio a los precios, la posición monetaria relativa entre México y Estados Unidos, y la evolución de la brecha del producto. Mantendrá vigilancia para asegurar una postura monetaria prudente que ancle las expectativas de inflación a mediano y largo plazo.

Facebook Comments

Post a comment