Banxico mantiene tasa en 7%, pero podría haberse deteriorado el balance de riesgos de la inflación

La Junta de Gobierno del Banco de México decidió por unanimidad mantener en 7% el objetivo para la Tasa de Interés Interbancaria a un día, en línea con las expectativas de los analistas. La decisión confirma la pausa en términos de política monetaria restrictiva, pero el comunicado resalta que el balance de riesgos para la inflación se ha deteriorado en el corto plazo, tras los terremotos sufridos en México.

El organismo resaltó la reducción en la inflación general para la primera quincena de septiembre, pasando de 6.66% (anual) a 6.53%; y la subyacente reduciéndose de 5% a 4.9%. Afirmó que la inflación general parece haber alcanzado su techo, pero subrayó que los recientes sismos en México tendrán un efecto temporal y moderado en los precios. Derivado de los recientes sismos, podrían aparecer problemas de abasto e incrementos de precios en algunos productos, por lo que consideró que los riesgos de inflación se han deteriorado con respecto al comunicado anterior.

El tipo de cambio no tuvo una reacción importante frente al comunicado y en los mercados se mantiene la expectativa de que el Banco de México no haga movimientos en su tasa de referencia durante 2017.

Banco de México aseguró que no espera que los estimados de crecimiento e inflación se vean afectados en el mediano y largo plazo por los sismos: Si bien aún no se tiene suficiente información, los efectos de los dos recientes terremotos en territorio mexicano tendrán un efecto en la inflación y en la actividad económica, pero sólo en el corto plazo. De manera que Banxico se mantendrá vigilante para asegurar una postura monetaria prudente que le permita mantener ancladas las expectativas de inflación en su objetivo de 3% (+ / – uno) en el mediano y largo plazo, pero no estará obligado a ajustar su política monetaria en el corto plazo.

En cuanto a los recientes datos de inflación, la reversión de la tendencia en los precios de algunos bienes agropecuarios que habían provocado el alza de precios en meses pasados, compensó el alza de precios de gasolinas en la primera quincena de septiembre (resultado del impacto de huracanes en Estados Unidos que provocaron el cierre de refinerías a finales de agosto). Banxico consideró que las expectativas de inflación siguen siendo congruentes con el carácter temporal de la misma: se elevaron las expectativas de inflación entre julio y agosto de 6.03% a 6.25%, pero se mantuvieron en el mediano y largo plazo en 3.5%.

Facebook Comments

Post a comment